martes, 31 de octubre de 2006

Morir con las botas puestas...

Se lamenta Eduardo Arcos, de ALT1040, de la degeneración de la situación en Oaxaca, México. En este terrible video aparecen los últimos minutos de vida de Brad Will, periodista de Indymedia (Independent Media Center), con base en Nueva York, después de haber recibido un disparo de los varios que se efectuaron en una concentración, al parecer efectuados por paramilitares.

La situación en esta región de México parecía insostenible, aunque finalmente parece que se ha resuelto con la vuelta de los maestros y demás movilizados a reanudar la'vida normal' en la región. La situación de precariedad laboral y pobreza sistemática empujó hace unos meses, primero a los maestros de escuela e institutos y después a innumerables colectivos sociales, al paro, las movilizaciones e incluso la toma del poder en esta ciudad, ocupando los principales centros administrativos y de poder bajo una especie de 'gobierno popular'. Las demandas, evidentemente se han centrado en las mejoras sociales, aumento de los sueldos para los maestros, y lucha contra la corrupción, que parece un mal endémico de países subdesarrollados, en vías de desarrollo y en muchos del primer mundo. Todos estamos al tanto de las corruptelas de unos y de otros en este nuetro país. Parece que casi forma parte de la profesión de político el estar mezclado directa o indirectamente en 'pelotazos' y adjudicaciones a dedo. En África uno de los azotes de los países de esta parte del mundo es la corrupción, como será que un magnate de origen africano ofrece un premio al presidente que cumpla con su labor como es debido. Como decía Brecht:

Malos tiempos estos en los que hay que luchar por lo evidente!


Durante todo el tiempo que ha durado esta revuelta popular, bandas de paramilitares han estado hostigando a los sublevados, y se han producido varias muertes. La última la de este periodista estadounidense. Además parece que los periodistas son uno de los blancos que en los conflictos se marcan como objetivos, ese miedo de las autoridades represoras a que la información se propague termina muchas veces en la muerte de estos profesionales. Recordemos a José Couso en Irak. Dice Edurado Arcos en su blog:

"Es horrible, triste, molesto y me causa especial impotencia ver como periodistas tienen que morir por intentar informar, me duele ver cómo el gobierno mexicano ha decidido solucionar esto con tanques y agresión mientras su presidente saliente dice que fue por medio del diálogo (ventajas de la derecha, asumo el considerar meter militares a una ciudad como diálogo).
Creo que esta será la segunda o tercera vez que lo digo pero me duele de sobremanera ver como la blogosfera muy en parte está ignorando esto. Creo que es de especial necesidad que los blogs fuera de México se hagan eco de esto y le hagan conocer al mundo lo que pasa en este país"

Espero que este post ayude a mostrar fuera de México la situación en la que se encuentran y se encontrarán (iluso el que crea que las cosas van a cambiar). Saber lo que pasa no cambia las cosas, pero ayuda a concienciar de que no vivimos en la calle de la piruleta en el país de la gominola. Algún día llegará el momento en el que podamos coger a todos esos hijos de mala madre (perdón quise decir hijos de puta, con todos mis respetos para las putas) , meterlos en una gran nave espacial y desterrarlos definitivamente a las profundidades del espacio para no volver a verlos jamás. Amén

1 comentario:

ajito dijo...

Joder! la conciencia política de tu blog me abruma...Podías contarte algo divertido de vez en cuando! PAJAROTOOOOOOO